Mi diosa

sábado, 11 de julio de 2009

-WOW!

-Qué pasa, hija?

-SHHHH!!!!

Y en ese momento, mi vida se detuvo, mirándola a ella, a mi diosa particular, ese astro tan maravilloso... La luna, allá a lo lejos, en el horizonte, tímidamente mostrándose... y ocultándose. 

Era hermosa, era naranja! Ni amarilla ni blanca, era naranja. Y en ese momento odié con todo mi ser a la creación material del hombre, que no me permitía adorarla.

Porque eso hacía, la adoraba. Me olvidé del mundo, y mis ojos sólo vivieron para ella, que era la perfección en el cielo. Hermosa como ninguna.

2 se hacen la paja con este post:

Lyds* dijo...

Aquí escupiendo..

Me fascinó como describes lo que aveces siento... aproximadamente 5 días al mes. Cuando hay Luna Llena *__*

Besos Lobito!

Lobito dijo...

n.n
Me fascina la luna, Lyds. Me alegra que a vos también.